Noticias

Auge y caída de clubes.

08/06/2019 - Cambian las tornas del panorama futbolero en Donosti.

gipuzkoafutbol.com. Coincidiendo con el auge de clubes donostiarras que han pasado cada uno a su estilo a la élite de las categorías guipuzcoanas, vascas y nacionales, otros por el contrario van en caída libre a las galeras del fútbol en nuestra provincia.

Pese a las trabas del fútbol escolar en horarios y competición y sobre todo, la competencia en Donostialdea por ver quién tiene mejor equipo, es sorprendente el rendimiento y categorías que va ganando un Vasconia por ejemplo. Los de Puio sin excesivas labores de captación y con bastante respeto a la ley han logrado estabilizarse este año en la Liga Vasca Cadete y en la Nacional Juvenil en la que incluso poco faltó para un acenso increíble a la máxima categoría. Ver sus resultados además en las competiciones infantiles y alevines es digno de admiración.

También la labor de un Kostkas aunque saltando la normativa escolar, con su equipo cadete consolidado en Vasca y pendiente, todo llegará, de que su equipo juvenil ascienda a Vasca lo que le evitaría fuga de jugadores punteros. A estas alturas qué decir del Antiguoko siempre en las máximas categorías posibles que en el caso de juveniles serían hasta tres equipos.

Con respecto a la ley del deporte y por aquello de incumplirla, ya hasta los Tribunales Superiores dan la razón a quienes se la saltan.


Coincide con este idílico panorama, la crítica situación para el Lengokoak que no termina de frenar su caída libre deportiva y económica iniciada ya hace cinco años tras un agujero en las arcas muy importante. Desde dentro salen voces recientes hablando de la poca vida que queda y se insta incluso a la creación de una plataforma que tome las riendas del club dirigido en modo unilateral por Alfonso Benito quien en dos temporadas consecutivas no ha presentado cuentas a sus socios que ni mucho menos las han aprobado o no, por lo que incluso se duda de la legalidad del club.

Cinco años después se sigue sin saber el paradero de una partida de 20.000 euros supuestamente destinados a sufragar uno de los viajes a Salou que desde hace tiempo viene realizando el club a final de temporada. Dinero que pagaron los padres meses antes del torneo y que fue destinado por el entonces gerente del club, José Ramón Martínez, con permiso de algún directivo, a otros menesteres según comunicó al responsable del viaje por teléfono en las puertas del hotel donde ya había problemas para entrar por impagos.

Hoy es el día que sigue sin cobrar la compañía de autobuses otro viaje más realizado al año siguiente. Años después de aquello y ante las crecientes deudas que llegaban por todas partes, desaparecieron en manos de un ladrón las facturas y el ordenador, justo con la llegada del Intxaurdi como nuevo gestor del campo, club al que siguieron llegando deudas achacables al gestor anterior, es decir, al Lengokoak.

La directiva anterior salió por patas en una Asamblea digna de Gila, tan de chiste que hasta se duda estuviera pactada por el Presidente actual. Aquellos se fueron al desaprobarse los presupuestos por algo así como 120 votos a cero y entró Benito quien en su primera y única Asamblea presentó una deuda de más de 100.000 euros. Los cuatro socios que acudieron (de pronto se habían cambiado los estatutos que pasaron de participar padres con hijo en el club a solamente socios) decidieron ir al Juzgado para pedir responsabilidades pero en su estilo habitual, nada se hizo.

Dos años después siguen sin presentarse presupuestos, cuentas y demás cuestiones aunque eso sí, y también de forma unilateral se reformó el local social, un gasto más, cuando había entrenadores pendientes de cobrar mucho dinero.
Hoy día entre dictaduras, ineptitudes deportivas y cuestiones de imagen donde las redes sociales solo citan necrológicas, un club histórico ha llegado al límite cero de su credibilidad.

Carlos Bengoa

Últimas noticias

gipuzkoafutbol.com
© 2013 Copyright - Todos los derechos reservados
Aviso Legal - Política de Privacidad

Cicenetworks, S.L.