Noticias

Crisis en el Lengokoak

23/12/2017 - Un club histórico sumido en crisis económica de difícil recuperación.

gipuzkoafutbol.com. Más de 140.000 euros de deuda es lo que ha heredado la nueva directiva del Lengokoak presidida por Alfonso Benito tras la nefasta y sospechosa gestión de la anterior, presidida por Antonio Saint Gerons. Los esfuerzos realizados por el primero para generar unos 12.000 euros en su primera temporada se esfuman al llegar otro cargo por arreglos del César Benito que el Patronato ha determinado son achacables al anterior gestor del campo, es decir al Lengokoak y no al actual, el Intxaurdi. Otra más para la colección.


Mientras problemas económicos que la actual sobredimensión de los clubes de base generan, llevaron por ejemplo en el Real Unión a ver cómo padres y jugadores se manifestaban por las calles de Irún o a un grupo de entrenadores del Touring a lanzar en las redes sociales un comunicado protesta pues se les debía tres meses, otros clubes prefieren callar , lo cual es loable, pero también lo será contarlo sobre todo cuando hay datos y pruebas de la galopante crisis que sufre un club histórico en Gipuzkoa como el Lengokoak, actualmente en las galeras del fútbol base.


Ya sé que soy arte y parte, pero igual que doy sartenazos a algunos, daré a otros y más entendiendo que jueguecitos a traiciones y aquello de “ irse de rositas “ no va conmigo. El silencio actual, delata cierta complicidad. También soy consciente de lo incómodo que para muchos resulto, de los conflictos con Diputación por el deporte escolar, que si me quitas o me coges estos fichajes, de lo rarito que pueda ser y hasta admito ser culpable de la muerte de Manolete. Pero no me voy a privar de contarles lo que ha sucedido en este club bandera que en los tres últimos años ha ido cayendo a la altura del barro ante la pasividad de sus dirigentes. Y lo ha hecho tanto a nivel deportivo como económico y social.


La masacre deportiva , consecuencia de la económica, es de tal magnitud que no hubo mas que darse una vuelta por las clasificaciones a final de la pasada temporada, desde el récord histórico por lo negativo del primer equipo juvenil descendido a las peores ligas del fútbol base tras bajar tres categorías en cuatro años, al parecido camino de su primer equipo cadete. Por no hablar de la imagen dada por el equipo senior ya desaparecido no sin ser motivo de mofa de los rivales.


Pero quizás esto sea lo de menos cuando el deterioro llega de un grave problema económico que en los últimos años ha ido generando el club hasta que el pasado Junio 2016 se marchara prácticamente a la carrera la anterior directiva presidida por Antonio Saint Gerons , con una deuda superior a 140.000 euros. Y particularmente desde que en Junio 2014, se “ tomaran prestados “ 20.000 euros destinados a los viajes de la Escuela a Salou y Girona que en ese momento debían dirigirse a las empresas organizadoras de los torneos y a la compañía de autobuses Aizpurua. Dinero que con permiso de algunos directivos dispuso el gerente del club para otros menesteres según me informó en su momento, justo entrar en el Hotel ,el citado gerente. Dinero que aquel Junio 2014 era lo único que le quedaba al club en la caja de tesorería. Dinero procedente del bolsillo de los padres que como en otras ocasiones habían pagado su viaje unos meses antes.


Pese al riesgo de que al llegar al Hotel tranquilamente el organizador del evento podía haber dicho que media vuelta, el importe de las estancias hoteleras ( unos 13.000 euros ) terminó por pagarse cuatro meses después sin que se llegara a saber qué se había hecho con ese dinero mientras tanto. Los 7000 euros de autobuses se pagaron no sin las debidas reclamaciones, siete meses más tarde. Qué se arregló durante esos meses con esos 20.000 euros es algo que no he conseguido averiguar.


La situación se repitió un año más tarde y hoy es el día que la compañía Aizpurua espera el pago del autobús de Girona 2015, que como tantas veces, los padres abonaron en sus plazos habituales.


Además de este tema ya de por sí sangrante comenzaron a aflorar más deudas pese a las advertencias demostrables de un servidor y algún directivo más, mientras otros preferían mirar para Tudela. Al tiempo, entrenadores sin cobrar ( hoy día sobre los 17.000 euros ), material deportivo ( otros 15.000 más), Autocares Ulacia ( 5828 ), Autobuses Aizpurua (3267 ), Federación Guipuzcoana de Fútbol (10.378 ), talleres, créditos… lo que llevó a una rumorología, real, sobre tan patética imagen que ya había conducido a perder el concurso sobre la gestión del campo que actualmente lleva el Intxaurdi. Ya en las últimas el Patronato de Deportes, al que no se pagaba, cortó la luz en unos entrenamientos, en lo que ha sido uno de los mayores ridículos a nivel de imagen en la historia.


Para colmo de despropósitos y ante la evidencia y por fin sospechas, de la acumulación de deudas, el día que la anterior directiva presidida por Antonio Saint Gerons a través de su hijo y secretario Kike Saint Gerons acordó revisar las facturas, esa misma noche, ríanse ustedes de Bárcenas, hubo un robo en el despacho del gerente Jose Ramón Martínez , desapareciendo ordenador, facturas, discos duros y blandos, amén de 8000 euros que debían estar en un cajón para pagar entrenadores. Dos años sin cobrar y casualmente se les iba a pagar en esas fechas cuando no había ni telarañas. Eso sí, en la blanca pared de acceso al despacho la silueta negra de una mano que no mejora pintura rupestre alguna. Incluso las cámaras de seguridad se desactivaron esa noche coincidiendo con la entrada al campo del Intxaurdi como nuevo gestor. Más tarde fue detenido un ladronzuelo, así que paz y después gloria.


El descontento de la masa social crecía en tanto no llegaba el material deportivo pagado en las cuotas y tal fue así que en una Asamblea sin precedentes se desaprobaron las cuentas por 146 votos a 0. Lo poco que quedaba de Directiva al no poder defender las cuentas que incluso estaban mal sumadas , votó en su contra. Inaudito. Extraña salida, extrañas sumas, extraña culpabilidad…


Es lo que queda de un club que recoge ahora Alfonso Benito, hijo del fundador Don César , partiendo del cero absoluto a nivel deportivo y que como buen aficionado al coleccionismo , pasa a coleccionar una deuda que iguala su presupuesto. Y a la que hay que añadir otra importante cantidad que reclama el Patronato de Deportes sobre desperfectos en el campo anteriores a la gestión que actualmente realiza con pulcritud el Intxaurdi. Pese a que esta temporada ya no habrá superávit, seguro que saldrá adelante ya que el club con los aumentos de cuotas y cobrando hasta por respirar , en ocho o diez años podrá terminar con la deuda , esperamos todos los acreedores, aunque haya optado por el silencio.

Jose María García el mejor comunicador que ha parido este país, hizo célebre en sus inicios radiofónicos la frase… Dónde está el dinero de las quinielas ? Nadieeee…. lo sabe.


Será así.

Carlos Bengoa.

Últimas noticias

gipuzkoafutbol.com
© 2013 Copyright - Todos los derechos reservados
Aviso Legal - Política de Privacidad

Cicenetworks, S.L.